Fernando Seijo MD PhD

Especialista en Neurocirugía Funcional

Mejoramos su calidad de vida

Que puedo esperar de la cirugía?

Soy un buen candidato para la cirugía?

Se debe pensar que el tratamiento médico llegó a su fin y que la cirugía puede ser un buen tratamiento para la enfermedad cuando se tienen prolongados periodos “off” (el paciente está prácticamente paralizado) durante los cuales el impedimento físico es manifiesto o cuando se tienen discinesias (movimientos erráticos del cuerpo no controlados) incapacitantes durante los periodos “on” (periodo durante el que el paciente puede moverse).

 Además los candidatos para la cirugía tienen que cumplir los requisitos que figuran en apartado “Criterios de inclusión y exclusión” (ANEXO 1).

 

En que consiste la cirugía de la enfermedad de Parkinson?

El objetivo de la cirugía es implantar unos electrodos en una estructura cerebral que se llama núcleo subtalámico. Esta estructura, debido a la enfermedad, está hiperactiva y es la causante, en gran medida, de todos los síntomas de la enfermedad. La acción de la corriente eléctrica a través de estos electrodos y generada por un neuroestimulador (parecido al marcapasos cardíaco), hace que el núcleo subtalámico se normalice y los síntomas de la enfermedad disminuyan. El implante de electrodos cerebrales profundos es una intervención quirúrgica que no cura la enfermedad de Parkinson, pero sí alivia su sintomatología.

Lo primero que se hace al paciente es colocarle con anestesia local, un marco de estereotaxia modelo Leksell (un anillo sujeto a la cabeza con unos tornillos especiales). A continuación se realiza un escáner (TC) y una resonancia magnética craneal (RM) para identificar la diana donde implantar el electrodo (núcleo subtalámico). Posteriormente el paciente es trasladado al quirófano donde comienza realmente la operación. Ésta dura unas seis horas y se realiza con anestesia local. Es decir, el paciente está despierto durante todo el tiempo de la intervención ya que su colaboración es imprescindible para el éxito de la misma. Una vez colocado en la mesa de quirófano, y preparado el campo quirúrgico se le realiza un trépano frontal que servirá para introducir un electrodo de registro cerebral y que será el que nos identificará la diana. Normalmente se realizan unos 3-5 registros para identificar correctamente la diana. Posteriormente se retira el electrodo de registro cerebral y se implanta el electrodo terapeútico. Si la patología del paciente así lo exige se implantará otro electrodo en el otro hemisferio cerebral durante el mismo procedimiento.

Veinticuatro horas después del implante de electrodos se realizará un periodo de prueba del funcionamiento de los electrodos así como una RM de control y si  los resultados son satisfactorios, en una segunda operación y con anestesia general se conectarán los electrodos cerebrales a un neuroestimulador colocado subcutáneamente (bajo la piel) a nivel infraclavicular o abdominal. Esta segunda operación se hace 48 horas después de la primera y viene a durar unas 2 horas.

 

Alternativas posibles a este tipo de cirugía:

No existe una alternativa más eficaz de tratamiento. Al no responder al tratamiento médico los síntomas incapacitantes de la enfermedad de Parkinson, significa que progresarán en el tiempo, lo mismo que lo hace la propia enfermedad.

 

¿Cuál es el objetivo de la cirugía?

El objetivo de la cirugía es alcanzar la máxima calidad de vida para el paciente, la cuál viene a corresponder cuando el paciente está en su mejor “on” pero sin las complicaciones de la medicación (discinesias).

 

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad que más mejoran?

Los síntomas que más mejoran son los que mejor responden a la levodopa: temblor, rigidez, bradicinesia, caminar, y estabilidad postural. Asimismo la medicación se reduce aproximadamente un 52%. Al año de la cirugía y con la medicación correspondiente la mejoría descrita es de un 92% para el temblor, 73% para la rigidez, 69% para la bradicinesia, 80% para el andar y del 78% para la estabilidad postural. Las discinesias por medicación mejoran un 94% al reducir la misma (Hamani et al. Bilateral subthalamic nucleus stimulation for Parkinson´s disease: a sistematic review of the clinical literatura. Neurosurgery 56:1313-1324,2005).

 

¿Cuál es la mejor diana?

 En los pacientes con enfermedad de Parkinson la diana más utilizada actualmente es el núcleo subtalámico de forma bilateral.

 

¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes?

El índice de mortalidad es bajo (0-2%) y ocurre generalmente por una hemorragia cerebral. La complicación más frecuente es confusión transitoria (13.7%), depresión 4.7%, manía/hipomanía 2%, y hemorragia 2.8%. (Hamani et al. Bilateral subthalamic nucleus stimulation for Parkinson´s disease: a sistematic review of the clinical literatura. Neurosurgery 56:1313-1324,2005), Otras posibles complicaciones pueden ser infecciones (0-15%), rechazo del sistema, migración del electrodo (0-19%), rotura del electrodo (0-15%), cefaleas, somnolencia, hematoma intracraneal (0-10%), parestesias, hemiparesia, alteraciones de la marcha, alteraciones del comportamiento, alteraciones del lenguaje, embolismo pulmonar, neumoencéfalo, epilepsia etc. En nuestra casuística hasta el 31/12/2013 el riesgo de mortalidad es de 0% (“Complications in subthalamic nucleus stimulation surgery for treatment of Parkinson´s disease. Review of 272 procedures”. Seijo F, Alvarez-Vega M, Gutiérrez J, Fernández-González F, Lozano B. Acta Neurochirg (Wien) 149:867-876, 2007).

 

Que debo hacer para operarme?

Seguir las indicaciones de su neurólogo, el cuál puede ver en los siguientes apartados la metodología que utilizamos.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

- Complications in subthalamic nucleus stimulation surgery for treatment of Parkinson´s   disease. Review of 272 procedures”. Seijo F et al. Acta Neurochirg (Wien) 149:867-876, 2007. - Therapeutic extradural cortical stimulation for Parkinson´s disease: report of six cases and review of the literature”. Seijo F et al. Clinical  Neurology and  Neurosurgery, 111:703-707, 2009.

- Evidence of subthalamic PGO-like waves during REM sleep in humans: a deep brain polysomnogrphic study. Seijo F et al. Sleep 32: 1117-1126, 2009.

- Lead fractures in deep brain stimulation during long-term. Follow-up. Seijo F et al.

Parkinson´s Disease. Vol 2010, Article ID 409356, 4 pages, doi: 104061/2010/409356.

Contacto

fseijof@gmail.com

Contacto

Doctor Fernando Seijo

 

+34 630 35 68 51